Friday, April 18, 2008

Pablo Navascues, el huracán madrileño

Es uno de mis dos profesores,
es el profesor malo,
antes de empezar
nos mira a ver si le estamos atendiendo
todos observamos de más:
"vamos a hacer dos grupos,
uno de los mas iniciados;
otro de los novatos,
y vosotros dos
los básicos..."
claro, se dirige a mi amigo y a mi.
Pablo: middleweight
stance: orthodox
Me habla como mi teniente en la mili
"ehhh señor ¿Qué defensa es esa?"
mientras me mira con resignación
"defiendete bien o
¿es que estas dirigiendo el tráfico?"
Navacues le llaman "el huracán"
se acerca a mi hasta en la sombra
"joder que comodo estas,
¿donde están las piernas flexionadas?"
height 5′ 9½″
won 23 (KO 16) + lost 1 (KO 1)
Empezó a practicar de niño
porque su hermano mayor le caneaba
y el canijo necesitaba defenderse.
Es el huracan como Carter,
porque le acusaron de algo
que no cometió;
tened por seguro
algún día Sabina le hará una canción.
Es un gran tipo,
se me encara de nuevo
"¿porque pegas de lado?,
muevete con el pie de atras,
vaya zurdo que se mueve con la derecha"
Dentro de poca luchará por el EBU,
estoy convencido
el mundo le viene algo grande pero quizá sólo hoy,
pero Europa está mas que a mano.
A pesar de ello,
Pablo tiene tiempo para explicarme,
"a ver ponte defrente a mi...
nooooo así no coño¡ ese píe que no se mueve,
dame con la derecha,
croche
esquivalo mirandome joder
croché izquierdo
atrás
noooooo con tu pie atrasado
que te desequilibras...
y pendulas para atras..."
Es campeón de España,
también algo llamado campeón intercontinental,
es mi profesor de boxeo.
El otro día le hizo una fisura a
Carlos Bardem,
el hermanisimo del oscarizado,
y se rie
"sólo te marqué"
y tenía razón
Pablo me hace empezar a contar
en el físico
y me levanta las piernas
en las abdominales inferiores
para que me duela mas...
Pero el campeón dentro y fuera del ring
cuando acaba la clase
me sonrie simpático
porque creo que me tiene aprecio;
pero no tanto como le aprecio yo a él
Pablo Navascués, un campeón
mi profesor de boxeo
el huracán madrileño.

13 comments:

Gilgalad said...

Buenísimo. Me encantaron las características del boxeador en inglés intercaladas entre el poema "stance orthodox" por ejemplo o el record.

Todo un hallazgo encontrar ese cuchillo que despedaza el poema, pero normalmente el cuchillo no tiene nada que ver con la poesía y queda como fuera de lugar.

Acá en el tuyo, nunca nada más apropiado.

It's showtime.

Sancho said...

Muy bueno Nachete, muuuuy bueno. Definitivamente me estoy convenciendo de tu fabulosa capacidad histriónico-literaria. Esto está en el tono de "Vente a la legión". Y esas experiencias de novato que describís son tal cual genialidad. Yo tenía otro profe (anterior al de Barracas) que cuando estabas guanteando con un compañero y veía poca acción, nos gritaba: "Ah, están cómodos?...¿no quieren que les lleve un vermucito, unas aceitunitas también?"

La Fiera said...

Compro al campeón madrileño, me gustó mucho el retrato.

Ahora me pregunto, allá los campeones dan clase en un gimnasio??

Acá aprovechan y se van de joda con los amigos hasta que se quedan sin plata, y ahí vuelven a entrenar. Pero dar clase siendo campeón sería un insulto.

JoJosho said...

See Please Here

Nachete said...

Fiera, te en cuenta que el boxeo en España esta ahora mismo en segunda división, en activo tenemos a Castillejo (7 veces campeón del mundo) que ahora tiene cuarenta años (activo), un peso pluma muy bueno (que no me acuerdo del nombre) y el tercero mejor es Pablo.

Entonces Pablo simplemente tiene la opción de no dar clases, pero entoces estaría trabajando de puerta... en el Barceló (mi gimnsacio y la mejor escuela de boxeo en España, además de ser la federación madrileña de boxeo) todos los campeones trabajan en él. Preparan a profesionales, a amateurs (el único que va a ir a Pekín por españa es de aquí) y dan clases a pringadillos como yo.

Eso es lo que subyace en el poema, por eso mi aprecio a un tío así.

Es muy expectacular como les ves cuando tienen un combate y se preparan (en el último mes antes del combate no dan clases)

Nachete said...

El poema no tiene tanto merito, creo que está muy inspirado en las series de poesías que hicieron los poetas españoles conocidos como la generación del 27.

La Fiera said...

Lo lei de nuevo, y me gusto mas todavía. Esta muy bien esto nachete, aunque yo el único 27 que conozco es uno azul que te dejaba en un puente de Pompeya.

iris said...

YO LE CONOZCO DESDE HACE 17 AÑOS CUANDO EMPEZO COMO TU!ENTRENANDO ES UN TIO DE PUTA MADRE Y UN GRAN PROFESIONALCUANDO LE VEAS DALE RECUERDOS MIOS...

vanessa said...

nacho,que pedazo de letras que tas apañao para pablo!se merece eso y mas es un CAMPEON dentro y fuera del ring (o como lo llameis),yo no entiendo de boxeo,pero si de personas y el es sin duda un huracan "ARRASSA".desde aqui saludos para toda la peña del barcelo,sus kiero.la vane.

GEMINIS CROCHET said...

Me gusta el poema. No sé, tiene algo que me llega. Tal vez sea porque entrené allí en otro tiempo. Pablo Navascués es un verdadero campeón y un gran profesional. En realidad todos los boxeadores (profesionales o no) del Barceló son unos cracks.

Yo flipaba cuando Pablo se acercaba a darme un consejo (yo ni siquiera era alumno suyo) o Carlos Ruiz me ayudaba con los fondos de triceps. Karim Quibir, sin ir más lejos, era un tío superenrrollado, aparte, obviamente, de un fuera de serie en lo suyo. Ver a auténticos campeones comportarse de forma tan humilde con mindundis como el que suscribe me parece un detalle humano impresionante.

No recuerdo quien será Nachete, porque allí entrenaba mucha gente, entre ellos Carlos Bardem, en efecto, y una temporada estuvo también yendo Miguel Angel Silvestre, alias "El Duque", por un papel de boxeador que hacía en una peli. Lo que sí puedo asegurar es que los boxeadores del Barceló eran gente muy noble y sin dobleces. Te hacían sentir a gusto aunque no tuvieras ni idea de boxeo.

Saludos.

deltaluigi said...

Me ha gustado mucho el poema. Si señor. Yo he asistido tambien a clase con Pablo y la verdad es que lo has retratado muy bien. Sobre todo en la manera de ser durante la clase y la sonrisa del final. Muy buen post chaval.

Anonymous said...

Pero tu eres maricon?

Javier said...

A mi me dio clases y me tenia un aprecio de cojones, nunca supe por qué sólo puedo decir que a mi personalmente me espabiló en todos los aspectos. Recuerdo que era un pesado pero aun asi se paraba y me explicaba, el crochet era mi punto débil y él lo sabía al igual que nuncame apartó e intentó ponerme con gente buena pese a que yo sabía que no daba la talla por eso digo que me espabiló y sobre todo confió en mi siendo un chavalín de 16 años. Tampoco olvidaré su especial incapié en no llevar el boxeo a la calle, todo al ring. Muchas gracias Pablo eres buena persona.