Tuesday, April 12, 2011

Chamán

El camino flameaba en la montaña
el sol detrás
y la sombra
que arrastraba los pies alcoholizados hacia arriba
se detuvo hasta echar otro trago.
Se acordó de otras sombras y de otros valles,
lloró una sinfonía de manchas y colores
y en la lúcida cima
parió
el atardecer más emocionante
desde que decidió
no estar más al alcance.

No comments: