Wednesday, April 30, 2008

A la Sombra de la Mujer Gorda


A la sombra de la mujer gorda
no crecen los limones
ni hacen fuego los pescadores.

A la sombra de la mujer gorda
hay un jardín de cactus
y una vela siempre encendida.

A la sombra de la mujer gorda
florecen renacuajos en los charcos
y automóviles despintados en las veredas.

A la sombra de la mujer gorda
hay un pigmeo que escala sus muslos
buscando el mar.

A la sombra de la mujer gorda
un eunuco, un payaso y un director de cine
están ensayando una comedia.

A la sombra de la mujer gorda
un caballo patas blancas y una linda rubia
que salió a pasear desnuda.

A la sombra de la mujer gorda
mil balas de metralla
no consiguen dar en el blanco del horizonte.

A la sombra de la mujer gorda
estuve leyendo un libro de Ferlinghetti
que se me cerró en la mejor parte.

A la sombra de la mujer gorda
un estornudo de la mujer gorda
hace tiritar a la tierra.

A la sombra de la mujer gorda
es un milagro dormirse
sin escuchar el acelerador de un Dodge Polara.

A la sombra de la mujer gorda
alguien se queja de los que están afuera
de la sombra de la mujer gorda.

¿A la sombra de la mujer gorda,
no habría que fusilarla con el sol?

El Segundo



fuma y fuma
se come los puños
y desde el plano de los pies,
entre la sangre y el sudor ajenos
que igual le nublan la vista,
fuma y fuma.

empieza cuando el resto descansa.
bifurca entre el sostén moral
y el semblanteo del físico.
sus esperanzas las deja en el fondo del balde
y su amor
para un mejor momento.

sin importar el final
cuando lleguen las tarjetas
o si alguno toca el piso para no levantarse
hasta que pasen las cuentas del debe y el haber
otra vez deja su ilusión en el fondo del balde
musitando el bien pibe
que todo lo perdona
que todo lo olvida.

hasta la próxima vez
que vuele la toalla.

La Tigresa Acuña saluda a los Pescadores

Monday, April 28, 2008

Sunday, April 27, 2008

Y el Patón no cayó...

Friday, April 25, 2008

¡Nooooooooooo! ¡Volvete a Buenos Aires!

Señores: Esto es cantar


¿Quién no conoció el peinado que usaba Misia Felicia,

su pollera con bordado, su cara llena de risa,

sus patios con emparrado, sus fiestas con pericón

y quién no estuvo invitado con tarjeta de cartón?

¿Quién no conoció la gloria de matear bajo la parra

cuando tocaban victoria los dedos en la guitarra,

cuando el mísero colado salía por el balcón

porque no estaba invitado con tarjeta de cartón?

Entonces un chorro fino caía en la canaleta

haciendo su remolino saltarín en la pileta.

Si faltaban los de al lado se decía en la reunión

que no estaban invitados con tarjeta de cartón.

Ah!, las reuniones comadre, comentadas por semanas,

five o' clock tea de Las Ranas, de la gente mas compadre,

de los que recién llegados ligaban un ginebrón

porque estaban invitados con tarjeta de cartón.

Reuniones de rompe y raja, de malevos orilleros

que largaban la baraja cuando olían entreveros;

chinas empingorotadas hacían sonar el tacón

porque estaban invitadas con tarjeta de cartón.

Farolito a querosén del almacén de Profumo,

mozos que se iban al humo si les seguían el tren;

moños, cintas, charolados, puro corte y confección

porque estaban invitados con tarjeta de cartón.

Época en que se formaba corrillo al cantor del bajo

y Buenos Aires fumaba cigarrillos "Vuelta abajo".

Patios de cielo entoldado con estrellas de ocasión...

¡Ah!, no haber sido invitado con tarjeta de cartón.

Polka de cintura fina y peinado a la banana,

polka que fue la mañana de la milonga argentina,

ya terminó tu función y yo nunca te he bailado,

pues nunca estuve invitado con tarjeta de cartón.

Thursday, April 24, 2008

El descenso

Se sumergió hacia el centro de la tierra,

zigzagueando en un lío de raíces.

Aprovechó los confortables túneles de hormigas

para acelerar su descenso.

Afuera, el verano esparcía sus canciones,

Así que en el silencio pesado del submundo

Pronunció la palabra secreta

-invaluable botín de mil años de batallas-.

Y mas allá de las sedimentosas capas de granito

Lejos de la oscuridad helada de los campos de brea,

Mas allá del valle de ríos subterráneos

Mas allá aún de los secretos arqueológicos por siglos enterrados

Desde el fuego violento de su vientre pronuncio la palabra

desafiando al viento de la muerte.

Sabía que nadie podría evitar el sacrificio final

La definitiva cremación de sus recuerdos

el aullido agónico de sus mas tiernos anhelos:

sueños de corsarios y de mares

de mujeres con ojos de conejo

de espadas brillantes en lo alto

de héroes, de poemas y desiertos.

Y en un último suspiro

Allí en lo negro mas negro de este mundo,

Bebió de la copa del desprecio

Y miró lleno de amor, a los ojos del insecto.

Entonces ( él no pudo presenciarlo )

Se estremeció el nervio oculto del silencio.

Un estruendo de cuervos y montañas

Trepo por los tallos de las flores

Hasta la última sílaba del cielo.

Y , por un segundo, no hubo tiempo.

O mas bien, el viento divulgo el secreto.

Pero él no presenció nada de esto.

Él despertó junto a un río

Y ,sin saber porque, sonriendo.

Soñé con un castillo hecho de plumas

y con un procedimiento policial
un procedimiento sobrio
con patrullero. sirena, esposas, testigo y acta.

Todo un despliegue para ciegos insensibles.

Quien malandra, mal acaba, ya lo sabemos,
estrellado contra el patio del castillo hecho de plumas que ayer soñé.
Arrestado por el patrullero que despliega sus luces a los ciegos.

No puede ser tan venal, tan libertaria, tan de dejar la carta, de hacer el mal, anunciarlo y disfrutarlo.
La boca se le llena de vagabundos y de lindas traiciones, de lúmpenes en cada molar.

Verla prostituída, verla más puta.
Esa mañana le sentí su terrible aliento a flores y por la noche le brillaba el pelo como a la torre Eiffel.

Si se prostituyera le pagaría doscientas lunas llenas.

Soñé con un castillo de plumas y un muelle de plumas
y conmigo mismo, un pescador hecho de plumas
rodeado de sirenas que me enseñaron a cantar,
que me anuncian lo que no llegará jamás,
esa redención del ridículo que encuentra para perder
que hace de cada derrota una suerte de obra
y se redime en su propio frío.

Soñé que tenía la cabeza llena de estupidez
y que no podía sacarla de allí, no podía encontrar el mecanismo correcto para burlarla.

-¡Qué guapo! me dijo a los diez años una gitana en Granada pero enseguida me pidió monedas.

De las de oro que acumulo en mi castillo de plumas, con sirena, procedimiento, agentes del orden, testigo y acta.

A la gitana el oro.

Y lunas llenas.

La Picadora

A la picadora hay que entregarle la carne, no escatimarle, si pica en seco, se estropea, se mellan las cuchillas, y ya sabemos, si esto sucede, desgarra, duele más.

Wednesday, April 23, 2008

Tuesday, April 22, 2008

El Nombre

Se me atragantó tu nombre, en el bar
de la esquina de Agüero y avenida Córdoba.
Se me atragantó frente a un plato de sopa que olía a grasa
y a horas de hervor descuidado,
aunque tenía el sabor de la Primavera.
Lo tuve en mi boca vacilante,
no me había olvidado de pronunciarlo,
ni de acariciarlo,
como tantas tardes a escondidas
entre plazas, escaleras de incendio y hoteles alojamiento.
Lo quise dejar a un costado del plato, pero volvía a mi garganta,
y me ahogaba. Así es desde que el nombre
no me pertenece
después de haberme horadado
con gotas de distancia.
Se me atragantó tu nombre en horas de la noche,
las eternas, las constantes horas donde vuelve
tu olor, tu risa, tus agonías,
una cálida memoria que a la vez evoca
los días de la infancia
donde aprendimos juntos a ser
abanderados de una inútil resistencia.
En esa esquina de tacheros, tintos en jarra y pinotea,
en minutos de espera que antes me empujaban
y hoy me agobian,
tu nombre bailó la canción de cuna
que me cantarás cuando ya no hable, ni ría,
ni pueda amarte con la furia que desata un viento del caribe
cuando quiere hacer desaparecer una isla.
Se me irá yendo ese poder milagroso que opaca el tiempo,
se irá apagando como no sucede con tu nombre, que vuelve,
fanático, en el mantra con que el sacerdote hindú
trataba de domar nuestras mareas.
La desesperanza nos siguió por todas las calles,
hasta que la doblegamos.
Sí, nosotros, huérfanos, insolentes, contestatarios,
la doblegamos,
aunque hayamos dejado el aliento en esa lucha,
la doblegamos.
Aunque la libertad no haya sido el anhelado barco donde se fugan los marineros,
la doblegamos.
Y la desesperanza supo para siempre tu nombre y el mío.
Tu nombre, que ahora no me deja respirar sin pronunciarlo
sin que el aire arrastre la memoria traicionera,
aún cuando el amor no conozca el significado de la palabra traición
porque antes de traicionar, ya emprendió la retirada.
Así se me atragantó tu nombre en aquella esquina,
la esquina donde el sueño se durmió para siempre,
donde mi vaso se volcó en el mantel de género a cuadros rojos y blancos
donde tu mano se fue aferrando a otros instintos mas sofisticados
donde la noche nos vino a cubrir, en la misma Buenos Aires
que nos protegió magnánima, mientras fuimos prófugos
de sus sotanas, sus pedregullos, sus vigías.
Se me atragantó tu nombre y nunca mas podré olvidarlo
en esta esquina que se me hace tan eterna
como la voz del viejo Sam
cantando afónico As times goes by.

El titulo eliganlo ustedes

Dentro del pecho la muerte esparce sus gusanos

Asi, como un arenero de plaza de postguerra,

el salvaje festín se produce sin testigos.

Y cuando esbozo una sonrisa y le digo al colectivero “unodenoventaporfavor”

Todo parece tan normal y sencillo como cuando mi abuela me preparaba un pan con miel en las tibias tardes campestres de mi infancia.

Y tal vez, así sea.

Tal vez esa película secreta acabe con la misma impertinencia con la que empezó.

La tarde se expande mas alla de la ventanilla;

Y sin buscarlo conseguí asiento de uno.

Monday, April 21, 2008

otro fragmento un poco mas deshilachado

pero no por eso menos significativo, o de como aun subsisten en Buenos Aires, patios con cantores trasnochados de tangos reos y reos trasnochados que aprecian a dichos cantores y sus subsistidos tangos
video

Sunday, April 20, 2008

fragmentos deshilachados de una noche de otoño en un patio de montserrat

le pedimos tortazos y nos descerrajo muñeca brava como si nada
video

Friday, April 18, 2008

Pablo Navascues, el huracán madrileño

Es uno de mis dos profesores,
es el profesor malo,
antes de empezar
nos mira a ver si le estamos atendiendo
todos observamos de más:
"vamos a hacer dos grupos,
uno de los mas iniciados;
otro de los novatos,
y vosotros dos
los básicos..."
claro, se dirige a mi amigo y a mi.
Pablo: middleweight
stance: orthodox
Me habla como mi teniente en la mili
"ehhh señor ¿Qué defensa es esa?"
mientras me mira con resignación
"defiendete bien o
¿es que estas dirigiendo el tráfico?"
Navacues le llaman "el huracán"
se acerca a mi hasta en la sombra
"joder que comodo estas,
¿donde están las piernas flexionadas?"
height 5′ 9½″
won 23 (KO 16) + lost 1 (KO 1)
Empezó a practicar de niño
porque su hermano mayor le caneaba
y el canijo necesitaba defenderse.
Es el huracan como Carter,
porque le acusaron de algo
que no cometió;
tened por seguro
algún día Sabina le hará una canción.
Es un gran tipo,
se me encara de nuevo
"¿porque pegas de lado?,
muevete con el pie de atras,
vaya zurdo que se mueve con la derecha"
Dentro de poca luchará por el EBU,
estoy convencido
el mundo le viene algo grande pero quizá sólo hoy,
pero Europa está mas que a mano.
A pesar de ello,
Pablo tiene tiempo para explicarme,
"a ver ponte defrente a mi...
nooooo así no coño¡ ese píe que no se mueve,
dame con la derecha,
croche
esquivalo mirandome joder
croché izquierdo
atrás
noooooo con tu pie atrasado
que te desequilibras...
y pendulas para atras..."
Es campeón de España,
también algo llamado campeón intercontinental,
es mi profesor de boxeo.
El otro día le hizo una fisura a
Carlos Bardem,
el hermanisimo del oscarizado,
y se rie
"sólo te marqué"
y tenía razón
Pablo me hace empezar a contar
en el físico
y me levanta las piernas
en las abdominales inferiores
para que me duela mas...
Pero el campeón dentro y fuera del ring
cuando acaba la clase
me sonrie simpático
porque creo que me tiene aprecio;
pero no tanto como le aprecio yo a él
Pablo Navascués, un campeón
mi profesor de boxeo
el huracán madrileño.

El profe estuvo


tres años viviendo en México
peleó en los guantes de oro de
Guadalajara
Y dice:
“allá te puede pasar cualquier cosa;
a la vuelta de la esquina te podés encontrar una valija
llena de dólares
o te pueden matar”
Dice:
“se vive en carne viva”
Dice:
“hay mucha guita en el aire;
muchas armas, mucha falopa
mucha pelea por mujeres”
Dice:
“yo quería estudiar la trompeta
con mariachis
y cuando se lo conté a una mexicana
se me cagó de risa”
Dice el profe,
que es un poeta
y no lo sabe.
Barracas es grande como el profe;
esconde enormes tipos en gimnasios
donde el olor aturde
y cuando llueve fuerte
el ring se moja
pero nadie deja de entrenar.

Thursday, April 17, 2008

HUMO

El humo, el humo,
entra por los dedos
sube a mi cabeza, por la espalda,
y cubre las dudas.
El humo sin fuego,
el humo que da brazadas por el río
hacia el mar,
el humo que hoy es nota de tapa
y tapa todo lo importante
porque está el humo
que nos envuelve
y nadie sabe de donde proviene
si viene o se va,
si lo produce una máquina
o un ahumadero de salmón
o mil incendios calculados.
Me pregunto
dónde están las llamas
dónde los pastizales encendidos
dónde los bomberos trabajando.
El humo, el humo
entra por los dedos
sube a mi cabeza por la espalda
y cubre las dudas.
En una semana será un recuerdo
que se oculta con mas humo.

Último Momento II

Ricky baja de la limo



entra al casino repartiendo billetes
y las luces bailan en su cabeza
mientras Blue Moon suena a todo trapo.

Ricky está rodeado de manada
a la que silencia con la visión de capitán frío
y con desdén deja que aullen mientras se alimentan
con los restos del brunch del Mandalay

Ricky es fana de los Blues
aunque Rooney juegue para los Devils
y lo tiene en su rincón bien atado
espantando las moscas de su cinturón

Ricky puede dar y cobrar como aquella noche con Floyd
pero nunca deja que la rueda se pare
y aunque estrelle su cabeza contra la esquina
su gran secreto es que nunca duerme.

Ricky es el Orgullo del Hyde
el matador profesional, el mexicano de Manchester
y bajo su mirada de pequeño asesino
todos los sparrings piden el cambio.

Ricky desayuna huevos fritos con panceta
en The Butty Box antes de cada pelea
y todos los jueves se toma una pinta de Guinness
mientras juega a los dardos en el New Inn.

Ricky defiende su dieta
porque se retirará en tres o cuatro peleas
y dice que engorda entre los combates
simplemente porque hay mucha comida en su plato.

Ricky es un chico bien educado
su mamá Carol todavía trabaja en el mercado de Glossop
y su casa se llama Heartbreak Hotel
porque Ricky está enamorado de Elvis.


Y como no le voy a escribir una poesía,
por mala que sea,
a un boxeador que está enamorado de Elvis.

Último Momento

Berlin


This is the place where she lay her head
When she went to bed at night
And this is the place our children were conceived
Candles lit the room brightly at night

And this is the place where she cut her wrists
That odd and fateful night
And I said, oh, oh, oh, oh, oh, oh, what a feeling
And I said, oh, oh, oh, oh, oh, oh, what a feeling

This is the place where we used to live
I paid for it with love and blood
And these are the boxes that she kept on the shelf
Filled with her poetry and stuff

And this is the room where she took the razor
And cut her wrists that strange and fateful night
And I said, oh, oh, oh, oh, oh, oh, what a feeling
And I said, oh, oh, oh, oh, oh, oh, what a feeling

I never would have started if I'd known
That it's end this way
But funny thing, I'm not at all sad
That it stopped this way

This is the place where she lay her head
When she went to bed at night
And this is the place our children were conceived
Candles lit the room brightly at night

And this is the place where she cut her wrists
That odd and fateful night
And I said, oh, oh, oh, oh, oh, oh, what a feeling
And I said, oh, oh, oh, oh, oh, oh, what a feeling

Wednesday, April 16, 2008

La caña del Pescador


Los trucos gastados que se agazapan en estas páginas, desnudan, para los forasteros, nuestra bendita raíz pescadora.
Dejan nuestra carne tirada en una calle al cuidado de los vientos.
Usamos anzuelos oxidados con carnadas rancias, que desprecian en otras aguas los hijos de la euforia.
A nosotros, los anónimos que aquí exhibimos nuestras filigranas, sólo nos interesa lanzar la línea hacia el océano, para ver el discreto recorrido de la tanza mientras flota rumbo al cielo.
Sabemos que los tiros nunca llegarán al mar. Los pescados gordos se regalan a otros demagogos que flirtean mejores orillas.
Lo nuestro es mirar el horizonte negro con ojos de luna llena y Talisker en el estómago, mientras entonamos el rocanrol que se viene gestando desde que se enchufó la primera guitarra y las cuerdas peinaron un ejército de anónimos pescadores.
Estamos en la vigilia del cordero, en el comienzo del precipicio.
Más allá, la arena.
Más allá, la rompiente.

un versito de juan vedera

Pisando los setenta me deschavo:
tengo todas las cartas en la mano,
no escabullí de sotamanga el naipe
con que habría copado la parada.

A mi tiempo jugué sin hacer trampas
guardándome dos guitas para el bondi
por si mi suerte estaba de apoliyo
cuando por calentura me emperraba.

Por si las moscas, siempre dejé un cacho
para ir tirando en el después, ya sea
cuore, pasión, espíritu o verseado,
pues se quema quien todo lo escolaza.

Y hasta ahora sigue igual, que bien junado
no estuvo nada mal, de todas hubo:
unas para contar, y otras que callo.

Monday, April 14, 2008

LLoran tus ojos azules - Informe de Lectura

Estimados pescadores,

El otro día mandé mi novela para que una profesional hiciera la correción de estilo. Además de ello ha hecho un informe de lectura que a continuación os muestro. También un resumen de la trama que prefiero censurar en parte para ustedes.

Cuando tenga la novela con las correciones vistas por mi, os mandaré la versión definitiva que será enviada al concurso literario "Lengua de Trapo", como no ganaré, después haré la carrera por las Editoriales, previa opinión de mis compañeros de pesca por este lago utópico.

Resumen de la trama:

La obra comienza con la llamada de atención de Sandra sobre la vida de sus padres, ambos músicos, que considera excesivamente monótona y aburrida. Con este pie, el autor nos adentra en la verdadera historia de James y María, dos hippies del San Francisco de los años sesenta. La obra está encuadrada en ese ambiente bohemio de coqueteo con todo tipo de sustancias, de música, de amor libre (que no libertino) y de sentimientos universales, como la paz, el amor, la libertad, el sufrimiento, el dolor…
James se enamora de María, pero esta acaba de comenzar una relación con su mejor amigo, David. (...)


Valoración de la obra:

He de confesar que si en un principio la obra no me atrajo demasiado por su temática, ha mejorado a medida que he ido avanzando en sus páginas hasta tenerme enganchada por conocer el final. La presentación de la historia que hace Sandra queda diluida a las pocas páginas, cuando nos adentramos en la vida de vicio, música, drogas y rock and roll en la que se desarrolla la historia.

A través del cambio de tiempos verbales (que, como comentábamos antes, ha quedado retocado), de la intercalación de narradores (en ocasiones la historia se narra en tercera persona, otras veces los protagonistas hablan sobre sus propias experiencias y sentimientos) y de los saltos en el tiempo en la narración se ha obtenido una obra atractiva, que no se convierte en monótona (como quizá hubiera ocurrido en el caso de haber hecho una redacción lineal de los hechos) sino que es completamente dinámica y amena.

Aunque el final es el esperado, ya anunciado en las primeras líneas del texto, el lector espera ver cuál es el desenlace de toda esta intrincada trama de amores, relaciones, paranoias y personajes.


Valoración de la obra:
Técnica: es un texto adecuado para su publicación. Como comentábamos, sería recomendable que el autor revisara las notas que hemos insertado en el texto.

Comercial: obra adecuada para su publicación.


Público: público en general, a partir de los 16-18 años.

Traducción: La obra está en castellano.

Valoración: 8. Como comentábamos anteriormente, la ambientación, el tratamiento de los personajes y el dinamismo de la redacción hacen que sea un texto atractivo y de amena lectura. Deja ver que ha sido una obra meditada y trabajada por parte del autor.

Saturday, April 12, 2008

El viajero impertinente (y 2)

Tengo que reconocerles, que el continuará ha provocado en mi una presión extra y una pequeña sensación de decepcionarles con mi segunda parte. Pero en la vida hay que ser valientes, y lo prometido es deuda.

Lo que quería decirles es que el finde pasado fui a Ámsterdam con dos compañeros y cuatro chicas de la que sólo conocía a una del día anterior.

Dios bendito, créanme que tuve la suerte que al menos no coincidían los vuelos. El avión de todos ellos salía 2 horas después, así que decidí hacer cosas hasta que vinieran ellos; los cuales quedaron que me avisarían por mensaje cuando estuvieran en el hotel. Durante ese tiempo, estuve en dos museos (el Riskmusem y el de Arte Moderno) paseé durante un rato hasta el hotel, confirmé la reserva y pagué, me fui a tomar unas cervecitas para beber del ambiente, me volví al hotel. Mientras ellos, llegaron al aeropuerto, tenían hambre y comieron en el burguer (no coments), llegaron a la Estación Central, pillaron un autobús… y se presentaron en el hotel cinco horas después de mi llegada sin tener aparentes retrasos. Todavía no me explico el retraso, pero fue mejor para mi pues pude tener una muy buena prímera impresión de Amsterdam.

Llegan y no sabían que hacer, no tenían una guía, un mapa, ninguna pista de que se puede hacer en Ámsterdam, ¡nada machos¡ ¡nada! Lo único que alguien les había aconsejado (no sé si en el mostrador de facturación o en el Burguer del aeropuerto…) que el CoffeShop Buldog era el mejor (mas bien el mejor engaño For Export). Tuve que abstenerme, no pasarme de listo y no decir que Gilgalad me había aconsejado otro.

Al ver que no se decidían, les digo que vayamos a una plaza cercana super conocida (Leidpleissen), vamos y mientras estamos llegando les comento que me voy a comer algo pero que no se preocupen que en 20 minutos nos encontramos… ellos se metían directamente en el buldog…hala pero como todos a uno como los de Fuente ovejuna, todos a ver como Nacho se come un club sándwich¡¡¡

Después hubo un momento interesante, tuvimos la bendita suerte de pasear por una calle llena de cervecerías con ambientillo, y entre cerveza y cerveza y me iba olvidando que el mochilero chulito, el viajero solitario, el ponechinchetas en el mapamundi; estaba inmerso en un grupo de turistas españoles de los que tanto odiaba… evidentemente pasarme en ese momento por un extraño ya era complicado.

Pero llegó la noche, y la realidad se volvió a cebar sobre mí… era el momento de la cena… iba a desenfundar mi guía para buscar un buen restaurante típico de allí, cuando alguien del grupo de cuyo nombre no quiero acordar dice:

- Vamos a cenar a ese italiano.

Obviando el pequeño detalle de que era un Italiano, les explico que el sitio era un restaurante enorme de gusto pésimo y regentado por turcos (con todos los respetos)… donde las Pizzas eran terribles…ahí estaban felices los gallegos… menos yo con una depresión del carajo (¿sería yo el raro?).

Después de cenar, al CoffeShop, ¡bien! A ver si un poquito de María cual bomba de humo les hace viajar a Ámsterdam de verdad.

Pedimos 4 cigarros ya preparados de lo más flojo… éramos 7, empezamos a fumar el primero, luego enciendo el segundo; y uno de mis amigos se pone malísimo y nos tenemos que ir; encima escucho el comentario de:

- Joder es que encendiste demasiado rápido el segundo… flipante, puesto que yo no soy fumador habitual (más bien sólo fumo en la calle Austria de Buenos Aires) y eran realmente flojos joder¡¡¡

Pues nada todos para el hotel, las chicas para el suyo y nosotros para el nuestro, estaban agotados por todo lo que habían hecho. Al menos esa noche estuvo bien, pues el chico que no se puso enfermo tenía una botella de litro de Ron Brugal y nos la bebimos en la recepción del youthhostel y pudimos hablar con los que allí estaban.

Mañana siguiente, a las diez tenemos que ir en procesión al hotel de las chicas al buscarlas (pero sin planes, sin saber que se iba a hacer). Llegamos allí, y no aguanto más y decido que esa mañana me voy a mi bola. Les digo que quiero ir al Museo Van Gogh (les debió parecer muy excéntrico ir al museo donde mas obras tienen del genio) y que luego quedamos para comer (mi oculta idea es distraerme hasta la tarde).

Les cuento: Van Gogh, Paseo, Paseo en barca por los canales, me voy a comer a un sitio típico, charlo un rato con la camarera (guapísima y simpática por cierto). Les envío un mensaje y están en el barrio rojo (coño a las 15 de la tarde… ¿porqué no mas tarde?)… llego y están tomando cafés en un local de puta madre para tomar cervezas o ginebra holandesa¡¡ mamma mia.

Les pregunto que han hecho… y dicen: - Nada fuimos a un mercadillo y no compramos nada ¡ esa tarde la dedicamos a comprar chorradas en las tiendas para guiris (extranjeros).

Después de comprar nos vamos todos al hotel de las chicas (¿a qué?), se quedan todos durante dos horas viendo la tele¡¡ y morfando dulces y chocolatinas, en ese momento decido irme a otra habitación y dormir la siesta para estar bien por la noche.

La noche jeje, la noche… las niñas quieren cenar en un vegetariano (algunas lo necesitaban), y nos tienen dando vueltas como gilipollas para decidir un sitio y terminar en el vegetariano que habían visto por la tarde y que en realidad era un kebak sin cordero.

Estoy mosqueado pero hay un ambiente de cojones en los locales, pero deciden ir a una terracita… (vaya…) dos horas hablando de tonterías; teníais que ver mi cara de desesperación, después ya consigo que entremos en un local y alguien dice:

- La música está muy alta, no podemos hablar¡

Y terminamos en un Irlandés (como veis son gente super internacional, un americano en el aeropuerto, un italiano la noche anterior, un turco hoy y de copas a un irlandés… ¿estamos en Holanda chicos?)

Seguimos hablando y hablando, me sigo quemando y quemando.

A las 2 de la mañana las chicas dicen que se van al hotel a dormir pues se tienen que levantar a las 6.00 para ir al aeropuerto de vuelta a Madrid…

Los chavales y yo nos quedamos y por fin nos metemos en un buen local:

- Esto si que mola – dice uno

Estamos un rato más, y yo me voy directamente para el aeropuerto (mi avión salía un par de horas antes)

Este es el misterio de turista español; como es posible que tenga tanto miedo a viajar… porque no se atreve a hacer nunca nada nuevo o que no le resulte familiar de España… donde quedaron los conquistadores, viajantes y misioneros españoles …

A pesar de todo me encantó Ámsterdam y volveré; eso sí, buscaré viajero tan impertinentes como yo… y si no sólo a conocer.

Friday, April 11, 2008

LUZ ROJA


Flotan ciegos
esos dos forasteros en pantalones caquis
por las calles donde juego de local
y los peligros me desconocen.
A mí, como a tantos
que pulimos la esfinge del vértigo porteño
en avenidas donde pastan nuestros drogones
y nuestras viejas empastilladas,
mientras nos sacuden carteles luminosos que no dicen nada
y gambeteamos esos antros donde cualquier cacatúa
cree que puede cobrar 100 dólares jugando a ser Gardel.
Los pantalones caquis agitan el lado oscuro
como rastrillando un campo de rocas,
atraen la fatalidad como capotes púrpuras al toro.
Paladean el mapa en cada esquina
convierten sus pliegues indomables en carnada,
juegan contentos a que pueden salir airosos
subiendo a un colectivo amarillo a mitad de cuadra.
Pero los están mirando,
como yo miro una revista
que trae la misma chica de tapa de los últimos diez años
con tetas cada vez mas grandes.
Creyeron que el 41 que va a Villa Adelina
lo puede tomar cualquier caqui bien documentado
en una esquina del bajo
y aparecer listo para el shopping show
de Palermo SOHO.
Creen en la religión del recreo universal
y confían en los dioses azules de las grandes ligas
que aparecen cuando los llaman en Covent Garden
del otro lado del océano.
Pero el tercer ojo tiene sus códigos en Buenos Aires,
sus manos que se escurren en los bolsos,
sus braguetas que se apoyan sin pedir permiso,
sus conductores que a veces paran, y a veces no,
al volante de un colectivo 41
que termina en Villa Adelina o Puente Pueyrredon.
¿Yo? argentino.

CERVEZA Y PICADA EN AVENIDA DE MAYO Y SALTA

el Iberia es un tipo de bar que nunca me cayo bien, por lo menos en su version actual, de un estilo aggiornatto finisecular, grande, muy vidriado, iluminado con luz fria, sin embargo con una fauna autoctona variopinta, producto de la cercania con el microcentro y con Santelmo y al mismo tiempo con el Teatro Avenida, que le regala su concurrencia de habitues a la opera, el lugarcito tiene su encanto, a ciertas horas.
Lo empece a frecuentar en la epoca del comienzo de la Ley Sin Humo, porque tiene un saloncito en la planta alta para fumadores, y como las veredas de la Avenida de Mayo son anchas, unas mesitas muy agradables para estar al anochecer y clavarse unas cervezas con picadita.
He dejado de fumar pero me quede con la costumbre de las mesitas en la calle y la cerveza.
Anoche volvi despues de algun tiempo, por ser una de las ultimas noches amables del otoño, cerca de las 23, las mesas de la vereda estaban ocupadas y me instale adentro.
Al entrar note la novedad: el Iberia despues de las 10 de la noche ahora es un bar de putas
Muchas putas, como nueve o diez putas gordas y enormemente tetonas de edades indefinidas y labios gruesos y zapatones con plataformas gigantescas y polleritas apretadisimas y efimeras.
Lo que realmente lo hace algo llamativo en realidad no son las putas que no difieren en nada de otras putas de la zona sino que coexisten con el anterior elenco de turistas europeos, tipos que hacen negocios por celular e interrumpen para hablar de futbol con los mozos de moñito, gente que trabaja con laptops wifi, y viejas que comen sanguches de miga tostados a la salida de la opera. En fin...

Curro de fin de semana

Hola Pullo, como venis el fin de semana?
Tengo un laburito en la Galia Cisalpina con los muchachos, te prendes?

Thursday, April 10, 2008

Carteles



Y entonces caminaba por Palermo, ya que para catastro Barrio Norte no existe. Está bien.
Y entonces había bares wi-fi y nóveles hoteles boutique.
Y entonces algunas fachadas elegantes y sobrias, que esperan demolición, taban tapadas por enormes carteles:
-Uno de Rod Stewart: poco Photoshop; mirada entre triste y extraviada la del blondo, con un cartelito blanco adicionado como parásito que decía: “agotado”.
-Uno de Patricia Sosa: más Photoshop. Buenas gambas (51 años según google), pero ese pelo… merece baño de crema, da sucio/a, para qué negarlo.
-Uno de la Copa Santander Libertadores. Uno ya se había acostumbrado a que las automotrices trataran de asimilar el prestigio del campeonato colándose en el nombre, cuando vienen estos ibéricos y te cambian todo. Encima se olvidan del criollito Río. Y la cosa parece que viene así, el estadio Obras es el Estadio Pepsi, un festival de rock se reconoce por una marca de cerveza. No es que se esté en contra de las marcas, pero quienes viven por primera vez esta licencia de los dtos. de mktg. no lo ven “con ruido” como yo, ya con 35 encima. Eso me da miedo. ¿Qué diría el amiguito de snoopy?
-Otro de los Doors que quedaron, que vuelven ahora sin el cantante dark de la otra vez. Casi no se les ve la cara. Juegan a la penumbra de misterio, cuando tal vez no se animen a dar la cara sin el lagarto. Hay uno que parece filipino.

Wednesday, April 09, 2008

Entre dos Rounds

Suena la campana
viene el paréntesis del minuto
donde el aire entra cabalgando como puede
agitando la molleja.

Abriendo los ojos como naranjas
en esos segundos se da cuenta
de lo que hay que bancar todos los días
sin necesidad ni recompensa.

Que el afecto obsesivo no paga el asedio
ni la tentación de mentir y darle razón a la sospecha.
Que por ahí es cierto que se muere
el aire no llega y el pecho explota.

Que el miedo juega sus cartas al desgaste
a que no recuerde preguntarse si vale la pena el día
si vale la pena contestar siempre lo mismo
pasar siempre por la misma esquina
comerse siempre los mismos sopapos
el mismo jab martillando el ojo hasta que pensás que estás condenado a eso
que es el papel que te tocó en el duo
y después de todo no es malo
vivir cediendo, vivir compensando
qué para que haya combate tienen que existir dos.

Pero cuando suena la campana
te vas al banquito
y el aire entra cabalgando como puede,
con los ojos cerrados por los golpes
ves por una raya de luz en el párpado
que hay otra historia
que hay un campeón que fue campeón
porque cuando se dió cuenta que su papel era el de ceder
y recibir sopapos y asedios
salió al frente, al todo por todo,
matar o morir
como fue siempre

y el sopapo de elegir fue tan grande,
que al otro
todavía le están contando.

Tuesday, April 08, 2008

Bourdain merece el Hall of the Fame de Pescadores



Nueva York - Anthony Bourdain sufrió en silencio mientras cenaba cerdo salvaje todavía con la piel, arena y restos de materia fecal en el país africano de Namibia.

Bourdain, anfitrión del programa No Reservations acabó la comida sabiendo que pronto se sentiría terriblemente enfermo.

¿Pero quién era él para quejarse, como huesped VIP del mismo lugar árido de donde Angelina Jolie dio a luz al bebé de Brad Pitt?

El escupir los pedacitos repugnantes del cerdo hubiera sido grosero para los locales con los cuales cenaba. "El jefe está allí delante de su tribu y me ofrece lo mejor" -dijo Bourdain. "Demuestro respecto. Soy afortunado estar allí. Soy afortunado de ver eso. Soy afortunado tener esa experiencia. Masticar antibióticos luego, es un precio pequeño."

Excelente Artículo de Katia Documet

Click aquí para ver el artículo original



CUIDADO!! MARTINIANO MOLINA ENSEÑA A PREPARAR LOMO SALTADO

Tenía la sensación que Martiniano Molina se había ensañado solo con el Suspiro Limeño- postre típico de Lima, Perú- pero ayer me di cuenta que tiene una lista esperando. En Canal Gourmet hay un programa llamado Rescate Gourmet que está a cargo del decorador Philippe Deroy responsable de remodelar y redecorar un restaurante determinado y a Donato de Santis, Máximo López May y Martiniano Molina a cargo de perfeccionar el menú, mejorar la forma de trabajo y organización en la cocina.

El de ayer fue uno de los peores que vi. Era un restaurante típicamente peruano y luego que pasó por manos de esta gente se convirtió en un café típicamente italiano sacándole todo rastro peruano.

Pero eso no fue lo más grave, lo terrible fue cuando el señor Martiniano Molina entra en la cocina y pretende hacerle ver a la cocinera peruana, que está haciendo mal el Lomo Saltado que hizo toda su vida. Le da una serie de sugerencias para que le salga mejor y hasta como presentarlo correctamente. ¿Qué le pasa? Con qué derecho va a cambiar un plato que tiene más de 150 años de tradición. Es como que un peruano pretenda enseñarle a un argentino cómo hacer asados…no pues.


Recuerdo cuando veía el programa “Los Cocineros” con el Gato Dumas, Ramiro Rodríguez Pardo y Guillermo Calabrese. Hacían delicias con un estilo inigualable y tenían a Martiniano Molina a un costado para que les vaya picando las cebollas, los tomates y todo lo que ellos iban a necesitar en las preparaciones de cada programa. El Gato Dumas hizo lo que pudo pero tampoco podía hacer milagros con Martiniano Molina. No tengo nada personal con este señor, todavía, mientras no se siga metiendo con la cocina y tradiciones de mi País, pero cada vez que intento ver o leer una de sus recetas me espanto y pienso cómo es posible que habiendo en la Argentina tanta gente realmente capacitada y con grandes dotes para la cocina, este excelente ex-jugador de handball pueda tener tantos espacios en la gráfica y en la televisión, donde lo único que hace es confundir a todo el que pretende llevar a cabo una de sus recetas.

Acá va un claro ejemplo, que habla por si solo. A continuación una receta publicada en la sección Cocina de la revista del diario La Nación, donde M. Molina ofrece la receta del Suspiro Limeño.


Martiniano para coleccionar

Suspiro limeño

Domingo 4 de setiembre de 2005 | Publicado en la Edición impresa

5 huevos

5 cucharadas de harina

5 cucharadas de azúcar

1 cucharada de miel


Crema

300 g de queso crema

150 g de crema de leche

100 g de azúcar impalpable

1 cucharadita de gelatina sin sabor

2 claras

2 limones

1 lima

1. Batir los huevos con el azúcar y la miel, con la ayuda de una batidora eléctrica, hasta duplicar su volumen. Una vez que la preparación esté bien espumosa, incorporar la harina, con movimientos envolventes.

2. Distribuir sobre una placa con papel manteca hasta lograr 1 cm de espesor. Cocinar en horno moderado durante 7 minutos aproximadamente o hasta que tome un color tostado. Retirar el papel manteca y enfriar.

3. Colocar en la base del molde elegido. Utilizar moldes individuales, uno circular, para tortas, o una placa de paredes altas, forrada con papel film.

4. Crema: mezclar el queso con el azúcar impalpable en una cacerola con un poco de agua hasta ablandar la preparación. Hidratar la gelatina en 2 cucharadas de agua y disolver en la mezcla anterior. Agregar la ralladura de la piel de una lima y el jugo de los limones y la lima.

5. Batir en otro bol la crema de leche e incorporarla a la preparación anterior. Volcar sobre la masa y llevar a la heladera durante 2 horas como mínimo.

6. Servir con salsa de chocolate o un almíbar cítrico. Este se prepara con el jugo de 2 naranjas y 1 limón, reduciéndolos con 6 cucharadas de azúcar hasta que la salsa tome cuerpo.

¡ QUE HORROR ! y lo peor es que al lado de su receta pone esta foto de un verdadero Suspiro Limeño ….cómo llegó a eso con sus ingredientes?



Ahora la receta tradicional que la puede confirmar cualquier limeño a quien se le pregunte.




SUSPIRO LIMEÑO

Para 5 personas
1 lata grande de leche evaporada
1 lata grande de leche condensada
5 yemas
3 claras
1 taza de azúcar
1 copita de oporto
esencia de vainilla
canela molida

Formar un manjarblanco cocinando la leche evaporada con la condensada a fuego lento y sin dejar de revolver. Retiramos del fuego y añadimos las yemas y esencia de vainilla al gusto. Posteriormente, lo ponemos en dulceras individuales o en una grande y se dejar enfriar. Hacer un almíbar con el azúcar y el oporto (llevar a fuego lento hasta que tome punto hilo fuerte). Batir las claras a punto de nieve y agregar el almíbar en forma de hilo, batiendo hasta que enfríe. Por último, decorar el manjarblanco con este merengue y espolvorear con canela molida.

Un poco más de respeto por las tradiciones Martiniano.

Saturday, April 05, 2008

15 de Marzo



El muchacho de Minnesotta ya estaba bordeando esos años donde en el barrio te dejan el asiento en el colectivo. Pero no quería saber nada con limosnas, todavía llevaba pólvora suficiente para dinamitar un estadio entero.

Así avanzó el vaquero de Duluth, escoltado por unos bandidos de reputaciones siempre cuestionadas. No saludó a nadie, no había venido a hacer sociales. Vino a esquivar una vez mas al diablo con ese puñado de rocanroles guardados desde siempre en las banderolas.

El muchacho de Minesotta conoce todos los trucos, y los va desplegando. Algunos asombran, otros desconciertan, pero todos golpean en el blanco. Los usa en cuentagotas, disfrutando el impacto. Nunca es un golpe franco, va dibujando elipses imposibles antes de llegar al destino. Dibuja rocanroles sin tiempo, que nacieron en los sesenta y ahora están apenas maduros.

No le importa donde tiene que tocar. Cualquier escenario vale la pena. Cualquiera es justo y poderoso. Cualquier auditorio merece que sus trucos sean efectivos. Y él necesita disfrutar de melodías que cumplen cuatro o cinco décadas sin envejecer. El viejo Bob sabe que lo que toca es inmortal. Sabe que no hay nadie que lo pueda tocar mejor que él. Y seguirá esquivando al diablo mientras tenga música y palabras para escupir en nuestros cuerpos.

Friday, April 04, 2008

El viajero impertinente

Imagino que todos alguna vez han estado metidos hasta las trancas en una situación que cuando no estaban en ella, siempre se felicitaron por verlo como si de una mala película se tratara.

Gracias a mi trabajo, hace unos años me acostumbré a que salir de la cocina de mi casa no era tan peligroso como ser un marinero de Hernán Cortes viendo quemar las carabelas para volver. Tal vez me dí cuenta antes; mi preludio fue un viaje de vacaciones Rumania que por problemas de agenda tuve que ir dos días después que mis amigos. Mis restos de viajes anteriores fueron en un grupo más grande que el ejercito Mongol, para el objeto de la historia no sirven.

Sucedió mucho después cuando comprendí el “comportamiento del turista gallego” que como la Santísima Trinidad es un misterio que existe pero no debemos intentar entenderlo. Lo malo es gracias al segundo algunos van a tener la felicidad eterna y el primero debe ser lo más parecido al infierno, si existe.

No quiero ser lo contrario al chovinismo (que ni siquiera sé cual es la palabra), pero no puedo por mas que lo quisiera, no serlo en este caso. El misterio del “comportamiento del turista gallego” lo sufrí cual aparición diabólica hace unos años en Brasil cuando vinieron cinco compañeros españoles del pequeño banquito alternativo del gran banco rojo.

Fue cuando a la tarde, decidieron ir a un shooping a comprar los regalos a sus hijos, mujeres, amantes o suegras. Iba yo con una compañera argentina. Claro, nosotros con nuestro coche les llevabamos al shooping, porque hay algo que impide que el gaita pueda transportarse fuera de España por su propio pie.

Cuando llegamos les dijimos con la naturalidad de un comportamiento obvio:

- Bueno quedamos todos en este punto dentro de dos horas –

Ilusos nosotros en pensar que para ellos era la mejor opción; en seguida dijeron casi a coro:

- No vamos todos juntos a comprar los regalos.

Además de perder mucho tiempo, esto significaba que el regalo de la madre de uno, un tanga brasileño por decir algo, iba a ser objeto de revisión de todos; que el que pensara regalarle algo a la amante, se tendría que cortar por ser la mujer del otro… o como el mas joven no podía regalarle un bikini a la hija adolescente del director general.

Pero así sucedió, y así lo estoy contando. En un momento dado, se pusieron todos a caminar por el shooping a lo largo del pasillo. Entonces entendí el significado de gallego bruto. Apenas dejaban pasar a la gente, era una escena cómica; parecía los malos de “Solo ante el peligro” para aniquilar a Gary Cooper. Si contamos 5 personas que a lo ancho cada uno puede ocupar un metro aproximadamente y un ínter espaciado de 40 centímetros entre cada uno, estamos hablando que menos mal que pasillo, de ancho al menos tenía los siete necesarios metros (tal vez también estaba preparado para un de argentino engreído, una banda de pagode, o la coronación de la princesa Indú en en procesión de elefantes).

Les digo que me escaqueé (eché bomba de humo en cuanto pude) con cualquier peregrina historía que ni recuerdo (¡claro porque era mentira¡) pero aprendía mucho ese día, y a partir de ahí cual viajero impertinente pongo acentos extraños cuando veo a gallegos aproximarse.


Continuará…

Tuesday, April 01, 2008

This is Radio Zap


Los cultos africanistas
y las condiciones fueron puestas durante el gobierno militar.
Muy menores
van a presentarse con sus creencias
tratan pero hasta ahora
es un pedido que sea abolido
y que haya libertad.

No se ha avanzado demasiado.

Metro.

Hay un bar en la esquina que no tiene ochavas
termina en noventa grados.
-¿Te dicen Anto?
-¿Se te murió alguien cercano?
-¡Comenzamos! (música de Pulp Fiction)
-Sida!
-Sí, pero tarde... Anibal Troilo, ¿cómo y cuándo murió?
-Tenía un equipo pero no lo ayudó.
-¿Sos de la estrella del ídem?
-¡Como te llevás con la muerte?
-y... bien...
-ya veo.

Es electromecánico. De motores eléctricos.
Entendiste la metodología y te hacía el che
-¿Estás más cerca de ser gay o de morirte?
-Te van a decir qué hacer de tu disco, y que la pases mal.

¿No me tirás un cornalito para ir pescando algo?
Aflojá con la merluza porque son casi las diez.

El cielo, despejado y hermoso.
Deportes,
y nos vamos.