Thursday, October 02, 2008

En su ambiente

donde todos se sientan en ronda como observando un cadáver,
las flores son ausentes
y el aire no respira.
Me miro los brazos tatuados por las uñas de Gandalf.
Siguen siendo mis brazos.
Los ojos de siamés.
Pero algo es ausente, no sólo las flores.
El conjuro de Dora
o la rosa o el cuchillo o los huesos,
nuestra empatía nocturna,
el sol de la mañana que nos viola los párpados.
El brillo celeste como el de Gandalf.
La sensación de pertenencia por apenas tocarse.

Otras cosas sí están
la mano en la boca, las cejas cerradas, los dientes abiertos,
la postura en cuclillas, la tensión de la mirada, los dedos descarnados.
Todo eso está.

Lo que falta es un soplo,
eso que nos separa
de los espantapájaros.

6 comments:

Maro said...

Galad,
No voy a ser original, aunque al final de cuentas nadie me lo pidió.
Tonto preámbulo para decir que este poema me gusta, mucho.
Un retazo en el mundo del tipo solo.
Del tonto en la colina, o del porteño en su vagón. Que sea el que pueda ser que sea.
Me atrapa el extrañamiento.
La posibilidad de la mirada nueva sobre las cosas viejas, o en las de siempre, o también en las nuevas; por qué, no?
Cambiar el prisma tiene la cadencia de una extraña canción.

Y lo constructivo:
"El sol de la mañana que nos viola los ojos aunque los cerremos".
Lo que me pasa con este tipo de frases es que me lo dicen todo. Y en la poesía (a mi parecer) funciona mejor cuando este tipo de cosas me las sugieren.
Digo, quiero la senación de la mañana, y quiero los ojos clausurados, ultrajados, y el color tibio de los párpados. Pero no quiero que me lo cuentes.

Y bué, constructivo (espero), aunque parezca (yo) gataflorero.

Gilgalad said...

Buenísima sugerencia hermanito... ya lo toqué.

Sancho said...

No sé cómo era antes, pero lo agarré intocable. Me gusta mucho. No sé cómo ni en que parte, pero en todo, respira algo casi imposible de expresar que es nuestra animalidad en el extrañamiento, pero también nuestra ausencia de ella, nuestra ausencia de nosotros; el pecado original. Esencial, fresco, sincero...: animal.Como los buenos textos no explica lo que quiere ser, sino que lo encarna.

Nachete said...

A mi me cuesta entenderlo, no sé que quieres transmitir exactamente pienso varias cosas.


che quizás porque no soy porteño.

La Fiera said...

Me gusta. Tiene la tensión de un dinosaurio encerrado en una congelador. La sucesión de imagenes está muy bien. Salú!

Majo said...

Muy bueno Gilga, me encantó...