Tuesday, August 26, 2008

Alcaucil


Llegué cincuenta años tarde a los aperitivos
sólo quedaban naúfragos populares
como el estilo James Bond de Martini
y su copa-cono tan sexy
o Gancia el campeón de las chicas fáciles
con vasos como sus piernas, largas, lechosas y amarillas.
El Campari con Indian Tonic de mi viejo y de mi abuelo
aquel que recitaba villancicos soeses.
La Hesperidina llena de polvo de estantería
pero todavía visible en alguna vidriera de Barracas o en el bar del Jockey
al que nunca fui pero imagino.

Genio del marketing
escuchá esta duda mía,
que me le animé a todos ellos
menos al Cynar:

¿cómo pudo triunfar una botella
con un alcaucil en la etiqueta?

9 comments:

Nachete said...

Bien¡ hemos vuelto a "por alcohol al arte" como alcoholicos en abstinencia después de un trago del mejor.

genial e indefinible pieza que te supera día a día con cada vez un estilo más propio.

Sancho said...

Cynar! Qué hallazgo desempolvar bebida tan emblemática como original ¿existirá en otras latitudes? Muy buen recuerdo, así como las reminiscencias que despierta

katiadocumet said...

En Perú hay una gaseosa que se llama Kola Inglesa y según Vattu, cuando la probó, era Hesperidina.
Mi preferida cuando era niña.

Homero Beltrán said...

che, alguién lo probó? qué tal está?

Gilgalad said...

está o estaba?

Ayer Sancho me confesó que nunca lo probó. Si ni él lo probó, tendré que consultar a mi papá que es la única garantía de conocimiento alcohólico que me queda.

La Fiera said...

Yo creo que la botella era demasiado poco amigable como para empinarla. Además, la recuerdo polvorienta, en un anaquel de pulpería, solitaria y sospechosa de parecerse al Amargo cambá, que siempre me resulto muy sospechoso. Tenía alcohol o era una farsa como el Terma?

El guardian de la maldita ota said...

Recuerdo alguna publicidad en blanco y negro protagonizada nada mas y nada menos que por Marcello Mastroiani, rodeado de boluptuosas rubias en enormes bikinis, a la vera de una piscina.

Sancho said...

El Cynar era alcohólico, claro. El amargo Cambá, qué grosso patronímico. A ese tampoco lo tomé nunca. ¿Pero Encima no tenía alcohol? Eso sí que es el colmo.

Gilgalad said...

Cynar (pronounced /ˈtʃɪnɑr/) is an Italian bitter apéritif liqueur made from 13 herbs and plants. Most predominant among these is, unusually, the artichoke (Cynara scolymus), from which the drink derives its name. Cynar is dark brown in color, has a bittersweet flavor, and its strength is 33 proof (16.5% alcohol).

Cynar can be drunk as either an aperitif (generally over ice), or as a cocktail (mixed with soda water and lemon or orange slice, or with cola, tonic water, or bitter lemon soda). Europeans often mix it with orange juice. Because of its artichoke component, Cynar is also regarded as a digestive.