Thursday, May 29, 2008

In memoriam

Noticia del Díario los Andés
Joven llegó de paseo y terminó muerto

jueves, 29 de mayo de 2008
CRÓNICA. El joven muerto llegó a Puyo de paseo con un grupo de estudiantes desde Guamote, provincia de Chimborazo. Mientras disfrutaban del paseo se ahogó en el río.
Un joven de 15 años que llegó de paseo hasta Puyo perdió la vida, luego de que se ahogara en las aguas del río Puyo.Este lamentable hecho se registró la tarde de ayer en el paseo turístico del río Puyo. Un grupo de alumnos de una escuela de Guamote, provincia de Chimborazo, que estaban de paseo fueron los protagonistas de esta trágica historia. El joven, que estaba en sexto nivel del centro educativo, según lo señalado por Nicolás Miñarcaja, maestro que estaba a cargo del grupo de niños, se introdujo al agua y al perecer se sumergió en una parte profunda del afluente. En pocos minutos el joven Segundo Q… se sumergió y para los profesores y compañeros que no sabían nadar fue imposible salvar la vida del joven. Luego de que el cuerpo fuera rescatado, personas que estaban en el lugar intentaron por todos los medios salvar la vida del joven, pero aquellos intentos fueron vanos, pues no se pudo hacer nada. Después da casi una hora llegó hasta el sitio la fiscal de turno para ordenar el levantamiento del cadáver, que fue trasladado hasta la morgue de la ciudad.


In memoriam de este pescador anónimo

Seis minutos, cuatro minutos, dos minutos… una triste historia real ( o como aquel niño falleció ahogado en el río Puyo)

Pasaba caminando por un puente
De turismo viendo Baños y Puyo
Acompañado de un taxista-guía

Escuchamos un grito de desesperación,
De angustiosa ayuda
Y vimos a un niño intentadose mantener a flote en el agua

Boca arriba parecía dominar la situación,
En aquel verdoso río Puyo
Y todos sus compañeros, desde la orilla, le observaban.

Impasible, todos ellos, las niñas gritaban
Desde la orilla nerviosos, inmovilizados
Vi, también a un hombre en dirección contraria a pedir ayuda.

Pero nadie entraba en el río,
Nadie sabría nadar lo suficiente, supuse
Y le dije al taxista “voy yo, que sé nadar”

“No lo hagas Ignacio” me suplicó egoístamente
“si se están manteniendo tranquilo, volvamos para Baños”
Y no quise escucharle, baje a la rivera y me fui quitando la ropa.

Cuando entré en el río, por desgracia el niño se había hundido
“ya está muerto” “no lo haga” escuchaba el tétrico coro
“mientras retumbaba el puente pues no dejaba de llegar gente.

“Llamen a una ambulancia joder”
"Díganme donde está coño” “Tiren una cuerda”
Y me señalaban, "aquí, allá"

Me sumerjo por primera vez,
Impotencia absoluta, por mucho que abro los ojos
No veo más que oscuridad verde

El nerviosismo me supera
No aguanto apenas la respiración
Pataleo constante, escucho de la madera del puente.

“Sálgase Ignacio, es inútil”
“El niño está ya en el fondo” “se le llevó la corriente”
“Está aquí, allí, acá, allí se hundió”

Me desespero estoy afixiado,
Busco pie para mantenerme y descansar unos segundos,
Veo a otro tipo alto metiendose para ayudarme.

Nos sumergimos juntos por zonas, pero yo no puedo mas
Cuando nadie se lo espera él lo encuentra
Lo llevamos con todas nuestras fuerzas arrastrando a la orilla.

Seís minutos debajo del agua

Le empiezo a hacer el masaje torácico
"Uno, dos , tres" grito,
"Cuatro, cinco y seís", para auto controlarme.

“no insistan esta muerto"
Pero suelta agua, otro chico valeroso le hace el boca a boca
No somos capaces de mantenerle el cuello atrás para que respire.

Nos dan desde la lejanía miles de consejos contradictorios
“Darle la vuelta, levantarle la pierna”
“No insistan esta muerto”, sigue el coro.

Pero el agua sigue brotando del agua,
De ese rostro hermoso, inocente, no más de catorce años,
Necesito ayuda con el masaje, es muy cansado.

Nadie me lo da, nadie confía o lo temen,
Exhausto lo doy aún mas fuerte
No deja de brotar agua, y rezo para mis adentros.

Hemos recuperado el pulso, un chico lo dice con la muñeca del muchacho.
Dios mío, hay todavía esperanzas,
La ambulancia está por venir, por Dios que llegue.

Cuatro minutos, fue el tiempo que le mantuvimos el pulso.

Creo verle reaccionar,
Pero no es así, es un falso espejismo,
Pierde le pulso, y nadie cree.

Lloro , intento abrirle la boca,
Echarle el cuello atrás,
Sigue brotando agua, pero no llega la maldita asistencia.

Dos minutos sin pulso hasta que llegan los sanitarios.

Yllegan por fin la ambulancia, bajan a la rivera dos
chicos jóvenes, uniformes de cuerpo médico, con ridículo botiquín,
Me rebelan, le siguen masajeando y le miran los ojos con linterna.

No hacen nada más,
No tienen nada mas, no tienen un maldito desfribilador, joder viven en una ciudad con río.
Me retiran, mientras no puedo evitar llorar de impotencia.

Después de vestirme subo al puente, el chico tiene una toalla sobre la cabeza,
Me dice que cuando se hundió tenía las manos juntas como rezando
Le hago la seña de la cruz como extremaunción.

No la necesita,
Porque ese niño ya está en el cielo,
Y sus padres le llorarán para siempre.

Pero debe saber,
que a su primera ayuda
Tuvo voluntad pero le faltó eficiencia.

Lo siento mucho, fue difícil, el miedo agota
Si aquel niño hubiera vuelto a respirar,
Hubiera sido el momento mas maravilloso de nuestras vidas.

Pero aquel día aquel niño que nadaba en el río Puyo
Murió ahogado;
Y mi vida continua.

Lo que tengo claro, muchacho,
Es que aunque no fui tu héroe
Desde el cielo me vas a ayudar.

“In memoriam” Crónica del muchacho de Riobamba ahogado en el río Puyo el 28 de Mayo del presente año.

9 comments:

estachika said...

El relato corta el aliento, conmueve, juega con la respiración y el pulso, como si quien lo leyera se transformara de pronto en ese inexperto pero afanoso rescatista, para quien la intención valió para siempre, aunque no haya alcanzado del todo.

Sancho said...

Nachete: esto que contás es impresionante. Estoy un poco confundido por el comentario de estachika que alude a él como algo literario ¿esto es real? ¿estuviste vos, hace dos días en esta situación?

Nachete said...

Si amigo Sancho, es totalmente real lo contado. Y cuando hablo en pr{imera persona me refiero a mi.

La Fiera said...

puff, creo que te dije lo que pensaba el mismo día que me lo contaste, jugaste todas las cartas que tenías, hiciste lo que tenías que hacer.

Pero hay veces que la vida no quiere dejarte ganar. Hay que acostumbrarse a perder, a salir desnudo después de haber apostado todo. Lo que no sirve es volverte a tu casa con un billete de 5 pesos.

También te habrás dado cuenta que la vida no vale lo mismo en todos lados. Eso es algo que a los europeos les cuesta mucho entender.

Espero que te hayas tomado tu merecida botella de bourbon.

Abrazo grande

Sancho said...

Entonces Nachete, te tengo que decir que te respeto de corazón. En cuanto a la muerte; eso es insondable. Pero tu reflejo y tu empuje hasta el final, acá valió más que cualquier escrito.
Me sumo al abrazo de la fiera.

Majo said...

Es triste ver como algunos tienen tan incorporada la indiferencia y no se juegan ni siquiera cuando está en juego la vida de otra persona. Si te sirve de consuelo, si alguna vez me tocara pasar por la situación de este nene ojalá haya alguien como vos cerca. Saludos y como diría nuestro amigo Jonnhie Walker... Keep walking!

Gilgalad said...

Hey ho, Let's go.

The Ramones

El guardian de la maldita ota said...

Nachete, acabo de leer tu cronica, con los huevos en la garganta, y de no haber leido antes los comentarios, el texto me hubiera transportado a alguno de Quiroga conn sus exquisitas descripciones de siuaciones extremas.
Pero, lei los comentarios, y cualquier cosa que se diga, se achica ante tanta intensidad, emocion y, tristeza.
un gran abrazo, Pescador.

Maro said...

Nachete. Preferiría que estas palabras fuesen mudas; preferiría que fuesen el calor de un abrazo.